miércoles, 25 de diciembre de 2013 |

Oligopolio energético en España

Una alternativa a la dependencia energética en España son las energías renovables, cada vez más baratas de conseguir. El problema es que las eléctricas impiden su avance en connivencia con el Gobierno, que pone trabas legislativas.
 
Andrés vive en Valencia y hace cinco años decidió empezar a poner placas solares, una forma de obtener energía limpia, sin emitir CO2, y ahorrarse un dinero en la factura de la luz. Además la energía que no usa la revierte a la red de forma gratuita. Ahora un autoconsumo como el de Andrés se penaliza con un impuesto al sol.
No solo eso. Si no te registras pueden sancionarte con una multa de 60 millones de euros, la misma que le pondría a una central nuclear si tuviera una fuga que afectara a un núcleo urbano.
La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) la forman Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, Eon y EDP. Generan el 80 % de la energía y poseen un 90 % de las redes de distribución. Son el oligopolio energético en España y su relación con los políticos es directa. Políticos que dejan la administración pública y pasan a los consejos de administración de estas empresas. Son las llamadas puertas giratorias.
Esta relación afecta no solo al autoabastecimiento, sino también a los pequeños productores de energía renovable que sufren para encontrar un hueco en el mercado. Ya no son alternativas sino una realidad y demasiado molestas para el oligopolio.
video
Solo el año pasado España gastó 45 mil millones de euros en importar combustibles fósiles para conseguir energía cuando las renovables son ya una realidad y supondría un enorme ahorro para los consumidores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi. Gracias por seguirme.